Este artículo te ayudará a desarrollar de forma clara y sencilla un plan de comunicación para la ONG en la que trabajas. Antes, te recomiendo que leas las 10 tendencias en comunicación para ONG en este 2018.

El plan de comunicación está integrado en el plan estratégico siempre y cuando las acciones de comunicación estén diseñadas según las necesidades del plan estratégico y traslade la Misión, Visión y Valores de tu ONG en su comunicación institucional.

De esta manera, integrar la comunicación dentro del plan estratégico permite a la ONG, entre otras cosas:

  • Identificar las herramientas de comunicación que permiten conseguir los objetivos de una forma más eficaz y eficiente.

  • Facilitar la toma de decisiones a la hora de comunicar.

  • Mejorar continuamente los procesos de comunicación, tanto internos como externos, al estar sujetos a evaluaciones continuas y propuestas de mejora.

  • Fomentar los mismos valores a los miembros de la organización.

 

Para la elaboración de un plan de comunicación, recomiendo estos 6 pasos:

  1. Análisis de la situación y el contexto.

  2. Análisis DAFO.

  3. Definir objetivos estratégicos de comunicación.

  4. Públicos y Mensaje.

  5. Plan de acción.

  6. Medición e Indicadores

 

 

1-Análisis de la situación y el contexto.

Puro sentido común. Es necesario realizar un análisis del entorno externo teniendo en cuenta diferentes perspectivas y dimensiones, tales como la situación económica, las tendencias tecnológicas, el contexto político o el momento sociocultural del país donde esté la ONG. ¿Tiene relación el entorno externo con el tipo de comunicación que queremos implementar en nuestra organización? Por supuesto que sí. Por ejemplo, que como Organización sin fines de lucro se pueda optar a Google Grants es algo que puede tener especial relevancia dentro de tu plan de comunicación. Que cada vez más empresas apuesten por fortalecer su RSE puede y debe estar contemplado en la elección de tus públicos o en la implementación de tus estrategias de comunicación. ¿Qué visión tiene la sociedad de la causa (pobreza, género, medio ambiente, protección animal, etc.) de tu organización? Igual de importante es conocer el sector donde tu organización se plantea ser un actor influyente, que conocer cuáles son las otras organizaciones de similares características que se mueven dentro de tu mismo ámbito.

A nivel interno, debes saber cuál es el estado general en que se encuentra tu organización, que perspectivas de futuro contempla, cuál es su planificación estratégica y cómo repercute en el área de comunicación, así como tiempos y recursos disponibles para esta función.

2-Análisis FODA

Mediante la herramienta FODA analizamos como se encuentra el Área de Comunicación tanto a nivel interno como a nivel externo. Para ello, se debe completar los recuadros con toda la información que sea relevante para el buen funcionamiento del área, utilizando parámetros de clasificación interno/externo y positivo/negativo.

11

A continuación, y este paso es muy importante, se debe proponer una línea de acción con tal de:

POTENCIAR LAS FORTALEZAS
CORREGIR LAS DEBILIDADES
APROVECHAR LAS OPORTUNIDADES
PROTEGERSE DE LAS AMENAZAS

Todas las declaraciones deben ser contempladas en el plan de comunicación mediante una línea de acción muy concreta. Por ejemplo, Si una debilidad de nuestra ONG es que las personas que están a cargo del área de comunicación no tienen la formación necesaria para gestionar el CRM de la ONG, una medida correctora consistiría en proporcionarles una formación, curso o seminario sobre esta temática para mejorar sus habilidades. Esta línea de acción debe aparecer redactada en el plan de comunicación.

3- Definir objetivos estratégicos de comunicación

El plan de comunicación debe contribuir a que la ONG logre los objetivos que ha establecido en el plan estratégico y haga realidad su Misión y su Visión teniendo en cuenta cuál es su situación actual, tanto a nivel interno como a nivel externo, tal como hemos analizado previamente. En este punto, deberemos conocer cuáles son los objetivos generales del plan estratégico de la organización para poder construir las estrategias comunicativas. N obstante, por regla general, los tipos de estrategias de un plan de comunicación son las siguientes:

  • Estrategia de comunicación interna para organizar y dinamizar el trabajo de la OSC: son acciones orientadas a coordinar a sus miembros, conectar las distintas áreas de trabajo y fomentar las dinámicas de grupo.

  • Estrategia de comunicación externa para reforzar la imagen institucional: son las acciones de comunicación que informan sobre las actividades que realiza la organización para mantener la relación con sus distintos públicos (stakeholders).

  • Estrategia de comunicación externa para conseguir fondos y recursos: son las estrategias de fundraising y marketing social utilizadas para captar recursos y fondos económicos que permitan la sostenibilidad de la OSC.

4-Públicos y Mensaje.

A continuación, hay que realizar una lista con todos los diferentes tipos de públicos con los que una organización interactúa e intentar clasificarlos dentro de su proceso lógico de comunicación.

12

Este tipo de clasificación nos dará pistas a la hora de construir el tipo de mensaje que tu organización quiere comunicar. Una fórmula básica es la siguiente:

Construcción de un mensaje diferenciador = Lo que tu organización es + aquello que a tus públicos les interesa – tus similitudes a tu competencia.

12744042_1657466854526955_2730204238172543190_n

5- Plan de acción

El plan de acción consiste en adecuar los objetivos estratégicos con los recursos disponibles de la organización teniendo en cuenta a los grupos de interés. Este apartado representa el cómo se va a hacer, una vez se sabe de dónde se parte y adonde se quiere ir. Realizar un análisis del contexto y saber de dónde se parte nos ayudar a definir la pertinencia del cómo lo vamos a hacer y nos ayuda a comparar en que puntos hemos mejorado respecto a la situación anterior.

Tras estructurar objetivos con los públicos y los mensajes, hay que pensar en:

  • Herramientas / Medios en función de las características del público al que va dirigido.

  • Tiempos y cronograma.

6- Medición e Indicadores.

El último paso del plan de comunicación consiste en poner en marcha todas las acciones planificadas. La ejecución de las acciones exige un seguimiento y una evaluación continua. De esta manera, se puede cambiar el rumbo de una determinada estrategia si vemos que no está obteniendo los resultados esperados. Esta información vendrá dada por los indicadores, que muestran las acciones concretas a realizar, los resultados esperados y los plazos de tiempo asignados para su realización.

A través de los indicadores se puede implementar un mecanismo de control que consiste en comparar los resultados esperados y los resultados obtenidos para analizar las diferencias existentes y proponer elementos de mejora. Por ejemplo, si la OSC tiene  la expectativa de aumentar en 150 el número de personas nuevas que se adhieren mensualmente a la fanpage de Facebook y a final de mes solo se han adherido 25, debe replantearse los métodos que estaba utilizando e intentar introducir mejoras tales como:

  • Cambiar el formato de las publicaciones: diseño, estilo, imágenes, utilizar otros programas de diseño gráfico, etc.

  • Contratar a un profesional en gestión de Redes Sociales

  • Incorporar recursos de Facebook para fomentar la interacción: promocionar las publicaciones, sorteos, concursos, etc.

  • Analizar las fanpages de OSC con similares características pero con un rendimiento superior para implementar sus mismas técnicas de comunicación.

 Para conocer si estamos cumpliendo los objetivos del plan de comunicación, las mediciones que se realizan han de ser exactas, de esta manera también se puede comprobar si los objetivos son realistas y concretos y, en caso contrario, introducir un elemento de mejora para el próximo plan de comunicación. Si tras introducir todos los elementos de mejora la organización no logra sumar 150 seguidores nuevos al mes, quizá deba replantearse si los indicadores son factibles a las características y posibilidades de la organización. El resultado final de los indicadores muestra si se ha llegado al resultado deseado de cada objetivo planteado. Los indicadores han de ser:

  • Relevantes para cada objetivo. Si no tienen una influencia directa para la consecución del objetivo no deben aparecer.

  • El resultado de los indicadores debe hacer referencia al objetivo al que estaban asignados y no depender del resultado de otros objetivos para su cumplimiento.

  • Precisos: Los indicadores deben aportar información del tiempo necesario para su ejecución.

  • Realistas: llevarlos a cabo debe ser plausible según las posibilidades de la organización.

El momento de introducir un cambio en las líneas de acción para la consecución de un objetivo dependerá también de un determinado contexto. Por ejemplo, en vacaciones y días festivos puede que los resultados de algunas acciones sean inferiores a los habituales. Implementar una campaña de donantes en vía pública en unas fechas en que parte de la población está de vacaciones o programar un evento para el mismo día y hora que un acontecimiento importante es una mala decisión que repercutirá negativamente en los resultados.

 Hemos planteado la evaluación de los objetivos con criterios cuantificables (números, estadísticas, días, etc.) pero también podemos evaluar los objetivos y resultados con criterios más cualitativos:

  • Pertinencia: Tanto las propuestas como las líneas de acción deben ser acertadas y adecuadas según las estrategias de la ONG. Si sabemos que el promedio de edad de las personas que deciden realizar un voluntariado en organizaciones sociales no supera los 27 años de edad, utilizar las Redes Sociales (donde predomina el público joven) para su convocatoria parece a priori una decisión pertinente.

  • Impacto: siempre que la ONG realiza una acción debe preguntarse si, en última instancia, mejorará las condiciones de vida del sector de población al que se dirige y en consecuencia beneficiará a la sociedad en general. Todas las acciones deben responder directa o indirectamente a este criterio.

  • Eficiencia: la organización debe evaluar si los medios utilizados para lograr un determinado objetivo han sido los mejores o habían otros disponibles que hubieran obtenido un resultado más óptimo.

Evaluar un plan de comunicación debe servir a la organización para reflexionar sobre las acciones que ha diseñado en función de sus objetivos y, a partir de su evaluación, poder tomar decisiones que mejoren sus futuros planes de comunicación. Este componente autocritico trae consigo un fortalecimiento institucional que permitirá que la organización reoriente sus estrategias para conseguir tener un mayor impacto en el proceso de transformación de la sociedad.

Espero que este artículo pueda ser útil para tu ONG. Ahora también puedes ver en formato vídeo todos los pasos que tienes que seguir para realizar un buen plan de comunicación para tu ONG. ? Dale al PLAY

 

Equipo de Shofund

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies