¿Cómo las ONG conectan con las emociones para consegurir más donaciones?

Todos somos seres emocionales. Nuestras decisiones, aunque a veces parezcan racionales, están profundamente arraigadas en nuestras emociones.

Esta es una verdad que, si se comprende y se aplica correctamente, puede ser una herramienta poderosa, especialmente cuando se trata de motivar a las personas a donar a una causa.

La teoría del cerebro triuno y las decisiones basadas en emociones

Imagina que tu cerebro es como una casa con tres pisos.

En el piso de abajo, tienes la sala de máquinas, que es el cerebro reptiliano. Se encarga de cosas básicas como encender las luces o calentar la casa, es decir, de nuestras funciones más primarias y básicas. En el piso del medio, está la sala de música, que representa el cerebro límbico. Aquí se tocan melodías que representan tus sentimientos y emociones. Y en el piso de arriba, está la biblioteca, que es el neocórtex. Esta biblioteca está llena de libros y sabiduría, donde se piensa, razona y toma decisiones. Aunque la biblioteca en el piso de arriba es muy sabia, a veces la música del piso del medio suena tan fuerte que hace que la biblioteca tome decisiones basadas en esas melodías emocionales.

Imagina que vas caminando por la calle y ves una tienda con tu helado favorito. Aunque sabes (neocórtex) que ya comiste muchos dulces hoy y no deberías comer más, sientes (cerebro límbico) una emoción muy fuerte de querer ese helado porque te hace feliz. Así que decides comprar el helado basándote en cómo te sientes, en lugar de lo que piensas.

Si te interesa mejorar la comunicación de tu ONG, la captación de fondos y sus técnicas de fundraising o quieres profesionalizar la forma de trabajar de tu organización, ahora, puedes acceder a todos los cursos de La Escuelita de ONG y empezar por la formación que más te interese. Empieza ahora: inscripciones abiertas.

El poder de las emociones

Las ONG pueden usar esta teoría para conectarse con las emociones de las personas. Por ejemplo, mostrando historias conmovedoras o imágenes que hagan que las personas sientan empatía, compasión o urgencia. Cuando las personas sienten emociones fuertes, es más probable que actúen y donen. Aunque la parte racional del cerebro sabe que donar es bueno, conectar con las emociones puede ser el empujón que alguien necesita para tomar la decisión de ayudar.

Las emociones juegan un papel crucial en nuestras decisiones diarias. Por ejemplo, cuando escuchamos una historia conmovedora sobre alguien en necesidad, nuestra primera reacción es querer ayudar.

Esta respuesta emocional es rápida y, a menudo, precede a cualquier justificación racional que podamos tener. Por lo tanto, si quieres que la gente done, primero debes tocar su corazón. Las ONG conectan con las emociones para consegurir más donaciones

Aplicando la aversión a la pérdida en tus campañas

La aversión a la pérdida es un principio psicológico poderoso que sugiere que las personas sienten una mayor emoción negativa por perder algo que ya poseen en comparación con la emoción positiva de ganar algo de igual valor. Aquí hay algunas formas en que las organizaciones pueden aplicar la aversión a la pérdida en una campaña de captación de fondos:

  1. Destacar lo que está en juego: Comunicar claramente lo que se perderá si no se alcanza el objetivo de la campaña. Por ejemplo, «Sin tu ayuda, 100 niños no tendrán acceso a educación este año».
  2. Ofertas de tiempo limitado: Proporcionar incentivos, como regalos o reconocimientos, para las donaciones realizadas antes de una fecha límite específica. Esto crea un sentido de urgencia.
  3. Donaciones con impacto directo: Mostrar a los donantes exactamente lo que su donación puede lograr y lo que se perdería si no donaran. Por ejemplo, «Con tu donación de $50, un niño recibirá libros para un año. Sin ella, se quedará sin material de estudio».
  4. Historias personales: Compartir historias de individuos o comunidades que se beneficiarán directamente de las donaciones, y lo que perderían sin el apoyo.
  5. Comparaciones visuales: Usar gráficos o imágenes para mostrar la diferencia entre el estado actual y lo que podría lograrse con las donaciones. Esto puede hacer que la «pérdida» sea más tangible.
  6. Desafíos de igualación de donaciones: Anunciar que cada donación será igualada por un patrocinador hasta cierta fecha, incentivando a los donantes a actuar rápidamente para no perder la oportunidad de duplicar su impacto.
  7. Feedback regular: Mantener a los donantes informados sobre el progreso de la campaña y lo que aún falta para alcanzar el objetivo. Esto puede motivar donaciones adicionales para evitar la «pérdida» de no alcanzar la meta.
  8. Testimonios: Compartir testimonios de personas que ya han donado y cómo se sienten al haber contribuido al bien mayor, creando un sentimiento de FOMO (Fear Of Missing Out) en posibles donantes.
  9. Establecer metas claras: Definir y comunicar metas claras y tangibles para la campaña, permitiendo que los donantes vean exactamente lo que está en juego y lo que se puede lograr con su ayuda.
  10. Reconocimiento público: Reconocer a los donantes en plataformas públicas, creando un incentivo para que otros no quieran «perderse» la oportunidad de ser reconocidos.

Al aplicar la aversión a la pérdida en una campaña de captación de fondos, las organizaciones pueden conectar emocionalmente con los donantes potenciales y motivarlos a actuar rápidamente. Es esencial, sin embargo, usar esta táctica con responsabilidad y autenticidad, asegurándose de que las promesas y amenazas sean reales y éticas.

Cómo las ONG conectan con las emociones

Entender y aplicar los principios del comportamiento humano puede ser un cambio de juego para tus campañas de donación. Al conectar con las emociones de las personas y utilizar tácticas como la aversión a la pérdida, puedes motivar a más personas a actuar y, en última instancia, hacer una diferencia más significativa en tu causa.

¿Necesitas ayuda en tu ONG? Contacta con Shofund para mejorar el trabajo de tu equipo.